6.2 – VISUALIZAR e IMPRIMIR (B)

Ventanas y Vistas

Las “vistas” comentadas en el punto anterior, además del interés general para poder guardar bajo un nombre cualquier visualización de la pantalla, cuya recuperación sea útil en otro momento, tienen un interés mucho mayor cuando se combinan con el uso de “ventanas” ya sea de forma aislada, o bien integradas con el  “Espacio modelo – Espacio papel”.

El funcionamiento de las “ventanas” en AutoCAD presenta dos modos o formas alternativas que mantienen ciertas peculiaridades, aunque el concepto general y su funcionamiento son muy similares. Las diferencias entre ambos modos se derivan únicamente de que las “ventanas” se pueden encontrar definidas dentro del “Espacio modelo” o bien dentro del “Espacio papel” y por tanto es necesario identificar esos conceptos para entender correctamente las diferencias entre ambos.

En todo caso cabe decir que cuando trabajamos en el “espacio modelo” el uso de las ventanas sirve para dividir el área gráfica de la pantalla en varias “vistas” sincronizadas, de un mismo objeto de forma que los elementos que vamos definiendo o modificando en nuestro dibujo se muestran en todas ellas, pero en cada una desde su propio punto de vista. Es decir podemos tener en una ventana el modelo visto desde arriba y en otra diferente una vista lateral o bien podemos tener en una de ellas la vista completa del conjunto y en otra, una vista ampliada del detalle.

Cuando se trabaja modificando y editando el modelo, siempre hay una ventana que se encuentra activa y se identifica con un borde más grueso y manteniendo el cursor gráfico en su ámbito, pero se puede cambiar de ventana solo con el gesto inmediato de pulsar sobre otra diferente, e incluso algunas órdenes del programa se pueden iniciar en una y continuar en otra.

Como característica singular de las ventanas en el espacio modelo, estas tienen que cubrir necesariamente el área completa de la pantalla gráfica, y solo son posibles configuraciones que dividan la pantalla en dos, tres o cuatro ventanas que normalmente se disponen de acuerdo con las opciones previstas en el menú. También es posible juntar y/o partir ventanas existentes.

Dentro de cada ventana, podemos adoptar una visualización diferente, ajustando esta con las órdenes de “zoom” y “encuadre”, o bien podemos “recuperar” diferentes vistas que hayamos guardado previamente con un nombre.

La orden “VENTANAS(_VPORTS) se encuentra agrupada en el menú “Vista” y su ejecución desde el menú de persiana despliega un cuadro de dialogo que permite elegir una determinada configuración de ventanas en el espacio modelo. La opción “Single” en este cuadro de dialogo devuelve a la configuración inicial de pantalla única.

En el caso del “espacio papel”, la configuración de ventanas es mucho mas flexible ya que está permitido definirlas en cualquier posición como un área rectangular, e incluso existe una opción para poder dibujarlas con un contorno poligonal. Hay que tener cuidado cuando se solapen varias, porque la forma inmediata de acceder a cada una es marcando sobre ella con el cursor y si la superior está activada podremos estorbar para señalar directamente en la inferior. La creación de ventanas nuevas se realiza con la misma orden anterior, la opción “simple” y a continuación dibujando un área rectangular en la situación que convenga dentro del “espacio papel”. El objeto tiene el mismo aspecto de cualquier rectángulo, pero lógicamente sus “propiedades” son distintas.

Espacio Modelo / Espacio Papel Presentaciones.

Las diferencias entre el “espacio modelo” y “espacio papel”, se deben precisamente al diferente comportamiento de las “ventanas”, pero los fundamentos de su diferencia están sobre todo en la capacidad para gestionar la configuración de “planos” o “fichas de presentación”, de forma que en un determinado “plano” o “presentación” se puedan organizar diferentes puntos de vista de un mismo modelo construido en 3D, o bien tener dibujos diferentes con distinto grado de ampliación o detalle (“escala”) de un mismo modelo, sin necesidad de haber tenido que repetir partes del mismo copiadas en otra disposición, lo cual es una fuente de múltiples errores, especialmente cuado los dibujos se vuelven complejos y es necesario hacer modificaciones o cambios.

El “espacio modelo”, es el espacio de trabajo habitual de acuerdo con todas las condiciones que se han ido viendo paulatinamente. El “espacio papel” se define como una mera abstracción, que solo tiene la finalidad de poder almacenar y guardar fuera de los objetos dibujados, (modelo) la configuración de uno o varios “planos” o presentaciones, en los que se definen las dimensiones reales del papel, su vinculación a una impresora determinada, y se sitúan y almacenan precisamente las “ventanas” que permiten configurar diferentes vistas del “modelo” que se ha elaborado fuera de “este espacio”.

El paso entre el “Espacio modelo” (EM) y el “Espacio papel” (EP) se puede realiza de varias formas. La más inmediata y recomendable al menos en las etapas de aprendizaje, es la de “solapas” que se encuentran en el borde inferior de la pantalla gráfica. Para activar esta configuración, se accede al cuadro de dialogo de “Opciones”, solapa “Visual”, y se marcan las 3 primeras casillas del bloque “Elementos de presentación” situado en la esquina inferior izquierda.

Cuando vemos la barra de solapas, en el extremo izquierdo aparecen unos botones de navegación, por si su número sobrepasa el tamaño de la pantalla. La primera normalmente esta activada sobre la pantalla y tiene el nombre “modelo (model)”. A continuación, puede haber otras dos solapas numeradas en secuencia con la denominación “presentación (layout)”. Siempre debe existir al menos una adicional a la solapa “modelo”, y son personalizables, en cuanto a nombre y número a través del menú contextual accesible desde la pulsación del botón secundario del ratón, cuando lo activamos sobre alguna de las solapas.

La primera solapa es la que corresponde al “espacio modelo” del dibujo actual, y las demás solapas contienen las “presentaciones” o planos configurados en el “espacio papel”. Cuando activamos una solapa diferente al “modelo”, se muestra la presentación, y en principio debe estar en el “espacio papel”, no obstante hay que advertir un matiz que a veces induce a confusión. Cuando nos situamos en una presentación determinada, dentro de ella suele haber alguna “ventana”, por lo que dentro de la presentación podremos bascular entre ambos espacios, modelo/papel de forma que desde el primero accedemos al “interior” de la ventana configurando mediante “zoom”, “encuadre” o “vistas”, la visualización que nos convenga, y cuando basculamos al espacio papel tenemos acceso a “toda” la presentación, incluida la propia ventana como objeto gráfico que es susceptible de se movida, estirada, girada, etc, pero siempre en el “espacio papel” que es el único lugar posible para este “tipo peculiar” de objeto.

Esta acción de bascular entre el espacio modelo/papel se realiza cómodamente con un pulsador existente en la barra de estado, y con el fin de saber en todo momento si estamos en “papel” o en “modelo”, siempre tenemos el “icono” característico de cada uno, el rótulo en el pulsador, y además y lo que es más importante, el área de desplazamiento del cursor gráfico, que en espacio modelo solo se mueve dentro de la ventana y en “papel” esta activo por toda la pantalla. Además del interruptor en la barra de estado se puede bascular entre ambos espacios con una pareja de órdenes escritas solo con dos letras, directamente por teclado. “EM(_MS)” para activar el “espacio modelo” y “EP(_PS)” para activar el “espacio papel”.

Dentro del “espacio papel” y en cada una de las presentaciones, podemos actuar con todas las características del AutoCAD y por tanto insertar rótulos de texto o elementos de dibujo a nuestra conveniencia, y tampoco hay ninguna restricción para situar elementos fuera del área del papel, salvo que estos no se impriman. No obstante si bien este espacio esta concebido para insertar en él las líneas, los recuadros y los textos que configuran las “leyendas” de los planos, es bastante mala idea insertar en él otros elementos gráficos del dibujo, como símbolos, miniaturas o pequeños objetos, porque cada uno de los espacios tiene su propio sistema de unidades, normalmente metros en el modelo y milímetros en el papel, que dependiendo de la configuración en cada caso, pueden tener un efecto multiplicador sobre el tamaño o la ubicación de los objetos que conduce a errores fácilmente.

Por otra parte los objetos ubicados en el “espacio papel” constituyen otro quebradero de cabeza cuando se quieren “purgar” o depurar archivos, ya que los elementos situado en el espacio papel no son accesibles desde el espacio modelo y nos generan “capas” o “bloques” que no conseguimos “purgar” o “eliminar” de un determinado archivo.

La alternativa a la configuración de solapas, esta constituida por un sistema de varios pulsadores en la barra de estado, en la que al pasar el ratón por encima, se presenta una colección de miniaturas que las identifica por su contenido gráfico y permite acceder a cada una pulsando directamente en ella. En este caso el retorno al espacio modelo inicial, fuera de las presentaciones, tiene un pulsador específico en la barra de estado.

 


Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/6/d458243285/htdocs/julioalvarez/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 405

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *