4.4 – SELECCIONAR, MODIFICAR, MOVER ..

En los temas anteriores se ha hecho un repaso completo de las entidades y objetos que tenemos disponibles para realizar nuestros dibujos. También existen algunos que no hemos tratado, como los objetos de cota, los rótulos de texto o los bloques, pero todos ellos tendrán mas adelante algun tema especifico donde se estudiarán con más detalle.

Una vez mostrado el repertorio para incorporar nuevos elementos al dibujo, que nos permiten ir configurando el diseño correspondiente, queda pendiente una segunda tarea habitual, que puede formularse como modificar y ajustar elementos existentes, corrigiendo cosas que no se consideran adecuadas, o bien adaptando elementos anteriores y similares mediante pequeños ajustes.

Sobre esa ultima tarea, cabe destacar aunque ya se había comentado en temas iniciales, que acaba marcando una diferencia destacable respecto al dibujo manual, ya que la flexibilidad del CAD y el ordenador para “reutilizar” componentes o diseños anteriores es bastante mayor que en el dibujo tradicional. No obstante tampoco conviene perder de vista un “equilibrio razonable”, porque si lo miramos desde el otro lado del espejo, todos conocemos abusos evidentes del “corta_y_pega”.

Este tipo de tareas, se agrupan normalmente en lo que se llaman ordenes de “Edicion” que además suelen tener una agrupación específica dentro de los distintos tipos de menús. Tambien cabe destacar que estas tareas, mantienen una mecanica o procedimiento que se repite de forma rutinaria en casi todas ellas y es la “Selección de Objetos” que en el programa genera a su vez una orden especial “DESIGNA(_SELECT)”

Selección de objetos.

En relacion con esta orden, hay que decir que la rutina de seleccion de objetos está explicada en una entrada anterior: “INTRODUCCION 6 – Cazando entidades con un ratón” concretamente en los cuatro últimos párrafos.

Tambien se comentaba allí el sentido de una orden aislada, ya que la memoria del programa “recuerda” el ultimo conjunto de entidades que se han desigado para realizar cualquier tipo de modificación, y mediante las opciones de la orden se puede “recordar” sin tener que vover a designar los elementos en la pantalla gráfica.

Como en otras ocasiones esta es una “rutina” que repetimos de manera casi constante, y es muy conveniente “leer la ayuda con detenimiento” y dedicar algunos minutos a practicar todas las opciones, para tener una vision completa y general, con independencia de que muchas no vuelvan a usarse casi nunca.

Modificar objetos e igualar propiedades.

Dentro del funcionamiento del programa, cada uno de los objetos o entidades que hemos ido definiendo, se va incorporando primero en la memoria y luego en el archivo del dibujo, como un conjunto de datos numéricos, que identifican y caracterizan a cada una de las entidades que hay presente en el dibujo.

Ese conjunto de valores numericos o alfanumericos, asociados a cada objeto, en algunos casos son comunes a todas las entidades y en otros son particulares de cada tipo de objeto, ( .. por ejemplo el valor del “radio” en un arco o circunferencia, pero NO en un segmento de línea .. ) Normalmente ese conjunto de datos se puede presentar en la pantalla de texto con la orden “list”, pero se consultan mejor mediante la orden “PROPIEDADES(_PROPERTIES)”

Cuando se ejecuta esta orden que se encuentra en la primera línea del menú de “modificación/edicion” se despliega en pantalla un panel dinámico que muestra casi todo el repertorio de propiedades agrupado en bloques desplegables, y dividido en dos columnas de forma que a la izquierda se identifica cada “propidad” y a la derecha sus valores actuales. Las casillas de los valores pueden tener fondo gris o blanco. En el primer caso son propiedades de “solo lectura” que no se pueden cambiar, y en el segundo basta con apuntar el cursor sobre el campo y reescribir el valor que queremos adoptar.

Hay que tener en cuenta que cuando se despliega el panel, las propiedades que se muestran no pertenecen a nongún objeto o entidad sino que son los valores configurados por defecto que se asignan a las entidades nuevas, y cuando se selecciona una concreta, el panel muestra las propiedades actuales del objeto. Si se selecciona más de un objeto, el panel muestra actvas solo las propiedades comunes al conjunto, dejando en blanco o inaccesibles el resto.

Esta es la forma más habitual de modificar las propiedades de los objetos, aunque tambien existen otro par de mecanismos. El primero de ellos consite en seleccionar los objetos, y con el conjunto marcado aún, en algun menú de lista desplegable donde se indique el valor actual (color, capa, groso … ), se selecciona uno diferente, y este queda asignado a las entidades  seleccionadas.

Otra forma posible y bastante comoda, es la orden “IGUALARPROP(_MATCHPROP”), que dispone de un boton situado junto al anterior, pero también puede ser accesible desde la barra del menu de acceso rápido, (..se queda siempre visible..), y en este caso tenemos un funcionamiento muy intuitivo ya que la orden pide que designemos un objeto de “muestra” y a continuacion cualquier otro objeto que designamos adopta de inmediato las “mismas” propiedades que tenía el objeto de muesta. Esta orden támbien puede desplegar un cuadro de diálogo en el que es posible limitar el repertorio de propiedades que son igualadas por la orden.

Copiar Mover y Borrar.

Ya se habia mencionado en el primer capitulo esa relativa similitud entre “copiar” y “mover” objetos en AutoCAD. En cualquier caso hay que decir que cada una de estas acciones tiene su propia orden específica y todas se encuentran agrupadas en el menú Modify.

“COPIA(_COPY)”, “DESPLAZA(_MOVE)”, y “BORRA(_ERASE)”. En este caso las traducciones han sido algo más flexibles. De todas formas siempre es conveniente leer la “ayuda” de todas las órdenes, porque se identifican mejor los matices y peculiaridades.

De todos modos cabe decir que la costumbre de “copiar y pegar” está tan extendida en todo tipo de programas de ordenador, que sus mecanismos se han ido asimilando y estandarizando en todo tipo de programas. En concreto el AutoCAD dispone de algunas opciones de configuración sobre la rutina de “seleccion” de objetos, que se encuentran en la solapa “selection” del cuadro de dialogo “Options” en la parte inferor izquierda.

Normalmente se encuentra marcada la casilla “Nombre/Verbo Seleccion” que es la que corresponde a la configuracion comentada. Esto supone que primero se designa el conjunto de objetos, y a continuación se carga la orden correspondiente. No obstante esto no siempre ha sido así en las versiones antiguas. En aquellas primero se cargaba la orden, despues de iniciada la rutina, esta se interrumpía en un momento dado para ejecutar la designacion de objetos, y cuando esta concluia, se continuaba la rutina priuncipal.

Esta casilla permite acomodar el comportamiento al gusto de cada uno, junto con las que se encuentran a continuación que se explican detalladamente en la ayuda.

4.3 – Más sobre objetos de dibujo

Orden y superposición

A medida que va creciendo el número de objetos y entidades dentro del dibujo es bastante común que algunas llegen a superponerse de forma total o parcial. Particularmente cuando existen objetos de tipo superficial, como pueden ser las “regiones”, o la inserción de archivos de tipo raster y algun otro tipo, es posible que se superpongan con algunas entidades que al haber sido definidas con anterioridad, quedan ocultas debajo de las mas recientes, perdiendo la visibilidad y en algunas ocasiones la posibilidad de ser “designadas” de forma directa.

Con este fin existe una orden, “ORDENAOBJETO(_DRAWORDER) que mediante la designación directa de los objetos correspondientes, permite situarlos encima o debajo respecto a otros, o bien por delante o por  detrás de cualquier otro.

Además de esta orden, se dispone de otra  “TEXTOALFRENTE(_TEXTTOFRONT”) que una vez ejecutada situa al frente en todo el dibujo, los obejetos de “texto” de “cota” o ambos.

Tramado de áreas

Otra tarea bastante común en la elaboración de un dibujo técnico, es el rrelleno de ciertas zonas o áreas con pautas de trama uniforme, con el fin de destacar ciertos elementos del dibujo a primera vista. Como ejemplo se pueden citar las zonas seccionadas de ciertas piezas, los espesores de muros en planos de arquitectura, la definición de distintas texturas y materiales en dibujos de alzados y fachadas, o diferentes zonificaciones y áreas en planos de ordenación urbanística.

La orden “SOMBREA(_HATCH)”, es la que cumple esa función, Se ejecuta desde las agrupaciones de menús de dibujo, y se despliega un cuadro de dialogo que presenta cierta extensión y complejidad.

El cuadro esta configurado con tres zonas o bandas verticales, de las que la de la derecha se puede ocultar/visualizar, la de la izquierda dispone de dos solapas que alternan entre sombreados (hatchs) y gradientes, y finalmente la banda central que contiene parametros y elementos relacionados con la definición del contorno que se quiere rellenar.

En primer lugar y como referencia hay que decir que los patrones de rayado, sombreado o relleno, han ido evolucionando con las versiones del programa, añadiendo características que inicialmente no existían, como la aplicación de colores “solidos” o continuos, y los gradientes.

En origen los patrones de rayado, se configuran mediante la definición de un área cerrada dentro del dibujo, sobre la que se aplica un “rayado uniforme” con elementos de linea, trazados en una cierta direccion y separacion, y opcionalmente se repite el mismo patron con un giro de 90º, lo que en el primer caso nos da una pauta de lineas uniforme y más o menos densa o abrieta y en el segundo caso un cuadriculado más o menos apretado.

Esta es la idea basica para entender los patrones de rayado, aunque esa idea inicial se puede complicar, si consideramos que además de las lineas habituales (continuas), se pueden emplear líneas con trazos discuntinuos, más o menos abiertos, trazos y puntos etc. Además de esto, podemos controlar un cierto desfase lateral a medida que avanza el rayado con lo cual se crean distintos efectos visuales, y si además de la repetción del mismo patron con un giro de 90º podemos configurar sucesivas repeticiones con diferentes ángulos , manteniendo o cambiando cada patrón de trazado, el resultado puede llegar a ser bastante complejo.

Esa complejidad en la definición de patrones de rayado, queda resuelta por el programa, mediante el uso de un tipo de archivo auxiliar, (con la estensión “.PAT”) en el que se puede almacenar una o varias de esas pautas de angulos y desfases, codificadas con un formato de texto plano (ASCII puro), y almacenados con un nombre o etiqueta, que se puede seleccionar facilmente de una lista, en cada caso particular. El programa suministra una archivo inicial “acad.pat”, pero este puede ser facilmente modificado y/o ampliado por el usuario, empleando un editor de texto ASCII plano, (notepad..) y cargarlo luego desde el cuadro de dialogo. Si se pretende crear o modificar patrones, conviene estudiar con cierto detenimiento la “ayuda” en los apartado de “personalización”, donde estan perfectamente explicadas esas características.

En la práctica, el manejo del cuadro de dialogo es sencillo cuando se han asimilado los conceptos anteriores. En primer lugar se elige en la banda izquierda, dentro de la solapa correspondiente a “tramas” (hatch) y en la primera lista desplegable, entre las  alternativas de adoptar un patron “predefinido” (los que contiene “acad.pat”) o bien “definirlo por el usuario” mediante el tipo de linea actual, el angulo y la separación, o en tercer lugar adoptar otro patron “personalizado” desde otro archivo diferente de “acad.pat”. En función de que hayamos elegido un patrón “predefinido” o bién la “definicion de usuario”, se activan o desactivan las listas desplegables y la viñeta de muestra, y en la parte inferior los parametros que corresponden a cada tipo. (espaciado y opcion doble, o bien escala y ancho ISO).

En la banda central se puede elegir la forma de definir el contorno, que puede ser automática con la opción de marcar un punto interior que lo identifique, o bien seleccionando un conjunto de objetos, con los que se configura este. tambien se encuentra opciones para el tipo de objeto (asociativo/anotativo) o el orden de superposicion entre contorno y sombreado.

Finalmente en la banda derecha que se puede ocultar/desplegar, con el boton situado en la esquina inferior, se puede elegir la “detección” automatica de islas interiores, la posibilidad de retener el contorno y el tipo de objeto que lo define.

Objetos en 3D. 3dPolilíneas, 3dcaras, mallas y sólidos

Los objetos y el trabajo en 3D constituye una gran espectativas para cualquier aficionado que aceda al diseño por ordenador, no obstante como ya se comentaba en un tema anterior el “trabajo técnico” en CAD se realiza principalmente en 2D por lo que a continuación se van a comentar los objetos 3D de una forma relativamente ligera, con independencia de que en temas posteriores se ratará el trabajo en 3D.

Respecto a las “Polilíneas” cabe decir que como ya se habia comentado, en el caso normal estan restringidas a una “superficie plana” por su propia naturaleza. No obstante esta limitación se evita con la definición de un nuevo tipo de entidad, que es la “Polilínea3D”. En este caso, solo puede contener segmentos de “linea”, sin arcos ni  grosores, pero  los segmentos pueden tener cualquier orientación en el espacio, como por ejemplo la trayectoria helicoidal que no sería posible con la polilínea normal.

La orden “3DPOL(_3DPOLY)” se encuentra en los menús habituales de dibujo y trabaja de una forma similar las ordenes “linea” y “polilinea” habituales.

Existe otro objeto caracteristico de las 3D que es la “3DCARA(_3DFACE)” constituida por la supreficie comprendida entre “cuatro” puntos definidos en el espacio. No tiene por qué ser plana, y una vez cargada la orden se definen los cuatro vertices en secuencia circular, que puede continuarse indefinidamente con otros dos adicionales alternando el sentido, para ir construyendo una “cinta” de cuadrilateros que se van apoyando en el anterior, y se interrumpe con respuesta nula o intro.

Este tipo de objeto se representa normalmente por su contorno y podría confundirse son líneas o polilíneas ordinarias. No obstante cuando se ejecuta la orden “OCULTA(_HIDE)” se comporta como una entidad “opaca” ocultando de la visualización los objetos que se encuentran detras. También tiene un comportamiento característico con los estilos de visualización 3D y de hecho, es el tipo de objeto básico para definir superficies en 3D.

Normalmente no suele utilizarse de forma aislada, ya que existe un repertorio de ordenes para construir superficies de distintas características que 3D, que las construyen a base de procesos más complejos como la revolución de una generatriz previa sobre un eje, o extrusiones a lo largo de una trayectoria.

La construccion de objetos 3D en autocad tiene dos posibles  lineas independientes, que son la “superficies en 3D” o bién los “sólidos en 3D” que podrián permitir resultados de apariencia similar en algunos casos, por lo que es el ususario quien debe optar en cada caso por uno u otro tipo.

En principio las Superficies en 3D se limitan a definir la geometria de la superficie a base de “3dcaras”, aunque con procesos mas sitematicos y elaborados. Esas superficies pueden ser posteriormente editadas vertice a vertice, aunque obviamente el número de elementos puede ser enorme. En cuanto al aspecto, normalmente están facetadas por las aristas de las “3dcara” pueden controlar su visualización.

En el caso de los sólidos los objetos se definen por la geometria de volumenes de formas simples, que luego se combinan entre si mediante operaciones booleanas (“union”, “diferencia” e “interseccion”) con lo que se puede llegar a volumenes o formas de cualquier complejidad. Internamente el programa mantiene la definicion de todo el arbol de componentes y operaciones, por lo que el calculo numérico de tipo interno asociado al trabajo con “solidos” en muy superior al habitual, y es preciso considerar el fraccionamiento de los modelos en funcion de la potencia del ordenador y la complejidad de estos.

Una ventaja adicional en el caso de trabajar con “sólidos” es que las ordenes de consulta proporcionan informacion tanto de sus valores estaticos como de los momentos de inercia en el sistema de coordenadas, y tambien las direcciones y momentos de inercia principales de cualquier “solido” que hayamos dibujado en el espacio.

 

4.2 – POLILINEAS AREAS Y REGIONES

Polilíneas áreas y regiones

Una vez que ya se ha comentado la definición y creación de los elementos más simples del dibujo, (puntos, lineas, arcos, circulos .. etc) pasamos a definir otros tres tipos algo más peculiares dentro del entorno de CAD, que a diferencia de los anteriores, cuyas propiedades tiene unas características independientes del programa, presentan unas peculiaridades mucho más específicas del AutoCAD y su funcionamiento.

El caso de las “polilíneas”, es significativo, ya que es un tipo de objeto o entidad bastante util y flexible, pero que no siempre se corresponde con la equivalencia estricta en otros sistemas de CAD o GIS, y muchas veces es origen de algunos comportamientos extraños cuando se “importan” o “exportan” archivos en formato DXF procedentes de otros sistemas.

POLILINEAS

Las polilineas están constituidas por una secuencia de segmentos individuales de “linea” y/o “arco” que se yuxtaponen, constituyendo un solo objeto o entidad. La agrupacion de segmentos de línea y arcos, tiene que estar necesariamente contenida en un mismo plano, y ademas sus elementes pueden tener anchos diferentes entre sí, incluso dentro de un mismo segmento (conicidad).

El interés principal que presenta es el de mantener agrupados en un objeto único, un conjunto de segmentos y/o arcos que deben ser manipulados, seleccionados o editados como una entidad simple, asegurando que ante cualquier desplazamiento o giro, lo hacen todos como un conjunto único, evitando errores u olvidos en la designacion de los elementos simples. Esto es particularmente oportuno en algunos tipos de objeto, como por ejemplo polígonos regulares, parcelas de terreno o curvas de nivel.

La definición de las polilíneas, se puede realizar de forma directa o indirecta. En el primer caso se realiza mediante la orden “POL(_PLINE)”, que dispone de un submenú de opciones relativamente amplio que conviene consultar expresamente en la “Ayuda”. Dentro de las opciones se encuentra la posibilidad de alternar entre arcos y segmentos, el control de su anchura y algunas más. La orden presenta una mecánica de funcionamiento muy similar a la orden “linea” añadiendo como primera opción una alternativa para aceptar el último “ancho” empleado o bien modificar este.

El segundo caso es la posibilidad de agrupar varios segmentos ya existentes de línea y/o arcos individuales, en cuyo caso es condicion imprescindible que el final de cada segmento y el inicio del siguiente, esten en “el mismo punto con toda exactitud”, ya que en otro caso el segmento no se “une” formando una polilínea única. En este caso la transformación se realiza a traves de la orden “EDITPOL(_PEDIT)”, agrupada con otras órdenes de edición, y que incluye un conjunto de opciones más amplio que en el caso anterior, por lo que resulta inprescindible examinar toda sus alternativas y opciones en la “ayuda” del programa e incluso es conveniente dedicar un par de sesiones de trabajo, a la comprobación práctica y sistematica de todas las alternativas de ambas órdenes, con el fin de consegir una vision de conjunto lo más compelta posible, ya que es uno de los tipos de objeto más útil y versátil en el trabajo cotidiano.

Alternativamente, cualquier polilínea se puede descomponer en sus elementos simples, mediante la orden “DESCOMP(_EXPLODE”), designando la polilínea correspondiente una vez cargada la orden. Evidentemente el “aspecto” que presenta el conjunto de líneas y arcos, formando un conjunto único o “polilinea” (de grosor 0) y el de las entidades simples ubicadas en la misma posición, es indistinguible a primera vista, aunque se pone de manifiesto al poder “designar” separadamente sus elementos.Cuando se “decompone” una polilínea que contiene segmentos con un cierto “ancho” distinto de “cero”, este desaparece automaticamente al “descomponer” la polilínea.

AREAS y CONTORNOS

Una de las tareas más tediosas en el dibujo técnico tradicional, probablemente sea junto con la “rotulación”, la de calcular las áreas de distintas figuras, poligonos, elementos o recintos que se van construyendo.

Naturalmente cuando alguien comienza a dibujar con el AutoCAD, en el momento que descubre que existe una orden “area” y al designar cierto tipo de objetos como circunferencias, poligonos o rectangulos, responde de forma casi instantanea con los valores nuemricos de superficie y perímetro, expresados en unidades de dibujo, automaticamente se dibuja una amplia “sonrisa” en su cara.

La orden “AREA(_AREA)”, se encuentra agrupada en los menús junto a otras que proporcionan cierta  información como “DIST(_DIST)” distancia entre dos puntos designados, “ID(_ID)” Las coordenadas de un punto designado, y otras más que proporcionan, angulos, radios, la hora del reloj interno, el tiempo de la sesion actual, el acumulado del archivo, o también el volumen y/o los momentos de inercia, cuando se trabaja con solidos 3D.

La orden trabaja basicamente de dos formas alternativas. La primera es la designacion directa de objetos, que  incluye las polilíneas abiertas, ya que considera el área encerrada entre sus puntos inicial y final, o alternativamente permite señalar una secuencia de puntos en la pantalla gráfica, que se interrumpe con la respuesta nula o intro, y responde con el area del recinto correspondiente.

La facilidad para obtener de forma tan directa la superficie de un contorno o poligono más o menos irregular, hace que ese uso de la polilinea sea muy habitual. También otra orden, que facilita la ejecución automática de contornos interiores, respecto a otros objetos, con independencia de que estos se crucen o intersequen entre sí, de forma que simplemente con señalar un punto en el interior del recinto, se dibuja automáticamente una “polilínea cerrada” a lo largo de todo el contorno que delimita ese espacio interior.

La orden es “CONTORNO(_BOUNDARY)”, la cual se encuentra asociada en los menús de “dibujo” y cuando se activa, despliega un cuadro de diálogo que permite seleccionar diversas características, entre ellas la posibilidad de crear el contorno con una polilínea o alternativamente con una “región”, y también la posibilidad de detectar “islas” interiores, o bien definir el contorno señalando un punto interior, o bien mediante la selección de un conjunto de objetos o entidades.

REGIONES

En este caso se trata de otro tipo de entidad u objeto de naturaleza diferente a una polilínea cerrada, aunque su aspecto inicial en pantalla puede ser idéntico, por lo que conviene distinguirlas con claridad.

Las regiones se encuentran vinculadas al trabajo en 3D, y su diferencia principal con las polilíneas es que en este caso, lo que definen es precisamente la superficie material o  interior de una forma plana y NO su contorno, como sería el caso de la polilínea.

Lógicamente si consultamos las propiedades de una “región”, ademas de otros datos, aparecen superficie y perímetro, y si la designamos en respuesta a la orden “área”, también se responde en la misma forma.

Una de las diferencias características que se deben tener en cuenta es que por su naturaleza, las “regiones” pueden contener “agujeros” en su interior, y por tanto quedan automáticamente deducidos en las respuestas anteriores. En el caso de las polilineas, sería necesario gestionar esos dos contornos en principio independientes, uno exterior y otro interior.

La orden “REGION(_REGION)” se encuentra normalmente agrupada en los menús de “dibujo”, y cuando se ejecuta responde con la rutina de selección de objetos, pudiendo designar uno o varios por los mecanismos habituales, que cuando se cierra la designación son transformados internamente, y se emite el mensaje correspondiente identificando el número de objetos que se han “transformado” con éxito en regiones.

Para que un objeto pueda ser transformado en región, tiene que configurar a su vez un contorno “cerrado” y “plano”. Una vez creadas las regiones, estas se pueden modificar mediante las operaciones booleanas, propias de los sólidos como son la “unión”, “sustracción” e “interseccion”.

Las regiones resultan especialmente útiles para el trabajo y modelado en 3D, ya que posteriormente pueden se “extruidas” en una dirección ortogonal, generando un determinado volumen solido en 3D.

 

4.1 Dibujando entidades simples

Con esta entrada, se inicia un nuevo capítulo, de aquel índice que se incluia en la primera entrada del blog. “presentacion”.

Consideraciones generales

Este nuevo capítulo,se interna en lo que podemos llamar el “núcleo duro” del AutoCAD. En él se van a comentar una serie de “ordenes” del programa que sirven tanto para definir e incorporar nuevos elementos en nuestro dibujo, (Crear objetos) como para realizar modificaciones sobre los ya existentes (Editar objetos). Obviamente estas dos clases de tareas cubren una gran parte del trabajo cotidiano dentro del AutoCAD.

Si recordamos aquellas primeras entradas donde se comentaban, algunas diferencias con el antiguo trabajo del delineante manual, (paralex, compás, reglas, estilógrafos, tinta china, copias heligráficas, etc. ) se pueden extrapolar ciertas diferencias con el trabajo de CAD en un ordenador, ya que ahora la facilidad para eliminar y/o incorporar elementos auxiliares, provisionales o desechables es mucho más inmediata que antes. (solo designar los objetos y pulsar la tecla de borrado).

Este tipo de diferencias, acaban marcando una distinta forma de abordar el trabajo. Antiguamente se “organizaba” elaborando primero unos “croquis” en un papel o soporte provisional, que despues de las “correcciones” oportunas se redibujaba en su versión definitiva, (pasar a tinta) lo cual tenía mucho que ver en el oficio y la figura del “delineante”. Esa forma de organizar el trabajo mantenía una clara separación entre la tarea de “pensar” o proyectar un determinado objeto, y la de elaborar los dibujos necesarios para su definición rigurosa, con un cierto desfase entre bocetos iniciales y resultado.

Actualmente con  los programas de CAD, esa diferencia de tareas se ha reducido mucho, y se ha vuelto  más sutil, ya que por avanzado que tengamos el trabajo sobre un modelo, resulta bastante facil e inmediato “probar” alternativas diferentes que tambien se descartan con facilidad, y por otra parte tampoco es necesario que la “idea” del modelo que proyectamos esté muy elaborada para iniciar el trabajo dentro del sistema de CAD, ya que a medida que definimos la geometría y sus elementos, se pueden ir probando paralelamente distintas alternativas de forma bastante flexible. Esto probablemente sea uno de los factores que mas hayan contribuido a la paulatina perdida de trabajo del “delineante”, y a su vez también a generado cierta “servidumbre” sobre el arquitecto, ingeniero o proyectista, ya que “necesita” conocer y manejar el sistema de CAD con una importante soltura, desde las etapas más iniciales de su trabajo.

Otra de los elementos que caracteriza en general a los sistemas de CAD y contribuye a facilitar esta forma de operar, es el hecho de que las entidades que forman el dibujo disponen a su vez de un importante repertorio de “propiedades” que se manipulan facilmente, como son el “color”, el “tipo de linea” los grosores de trazo, y en particular la “capa” en la que se encuentran.

La caracteristica del dibujo por “capas” probablemente sea una de las grandes diferencias del dibujo en ordenador, ya que en la epoca manual no existia nada equiparable a ese concepto y sin embargo en el ámbito de la informatica se ha convertido en un estandar para cualquier programa gráfico. El concepto de “capa” consiste básicamente en un paradigma sobre las “transparencias”, de forma que los objetos o entidades que vamos dibujando, se sitúan necesariamente distribuidos dentro de un repertorio de hojas transparentes (o capas) que posteriormente al encender o apagar por separado, hacen aparecer o desaparecer del conjunto del dibujo, aquellos elementos que hemos colocado dentro de ellas.

Obviamente esta característica posibilita diferentes estrategias para organizar el trabajo, como por ejemplo alojar en un mismo archivo o “dibujo” multiples elementos, que luego se separan y visualizan por separado en diferentes planos, (instalaciones, estructura, muebles, cotas .. etc) o bien la posibilidad de separar alternativas o configuraciones diferentes que se pueden comparar con gran facilidad e inmediatez al encender y apagar las capas que las contienen. Estas caracteristicas no obstante se desarrollan con detalle en temas posteriores.

Dibujar Geometría  (puntos, líneas, arcos, circulos, rectangulos, polígonos .. )

La primera parte de este tema se corresponde con la definición e incorporación de nuevas entidades en nuestro dibujo. Esta tarea presenta dos rasgos caracteristicos, en primer lugar conocer el repertorio completo de elementos que AutoCAD pone a nuestra disposición, y en segundo lugar recordar en cada elemento diferente las características particulares para su utilización rigurosa.

Normalmente el aprendizaje inicial se caracteriza por una cierta sensación de “extravio”, ya que estos repertorios son relativamente amplios cuando se consultan en un indice, no obstante el uso y la practica automatizan en gran medida la utilización de los mismos por lo que la manera mas eficaz de alcanzar una buena soltura, es la de “practicar” con paciencia en las primeras etapas, ya que conviene prestar una mayor atencion a todo tipo de mensajes o advertenciass que van apareciendo, y también consultar “sistematicamente” la ayuda del propio programa, que se maneja con gran facilidad y se encuentran perfectamente detallada con explicaciones claras para todas las ordenes y entidades.

En este punto conviene advertir un cierto riesgo caracteristico de todo aprendizaje, y es que el optimismo que generan nuestros primeros existos, puede llevar casi sin querer a utilizar “solo” lo que acabamos de aprender, y una vez superadas las primeras  incertidumbres, descuidar el esfuerzo para seguir profundizando en el conocimiento de otras alternativas y posibilidades, con el riesgo de acabar utilizando el programa de forma parcial o limitada.

Con caracter general en la configuración del programa, las propiedades de los objetos, como “color”, “grosor”, “capa” o “tipo de línea”, tienen siempre un “valor actual” que se selecciona con facilidad, y es el que se asigna sistematicamente sobre las nuevas entidades que vamos incorporando al dibujo. Ese valor “general” se puede modificar en cualquier mometo y por supuesto también y por separado cada uno de los valores “particulares” que tienen ya definidas las entidades y objetos que se encuentra en nuestro dibujo.

PUNTO

Es la entidad más simple en cuanto a carácter geométrico, constituye una objeto simple dentro de AutoCAD, que se define mediante la orden: “PUNTO(POINT)”. Se encuentra disponible en el menú de persiana “Dibujo, y en la cinta de opciones correspondiente asociado con las ordenes “Divide(dicvide)” y “Gradua(measure)”

Dentro de autocad se usa como apayo para referencias de otras entidades. Se puede controlar el aspecto o simbologia y su tamaño relativo con las variables “pdmode” y “pdsize”. Se define señalando sus coordenadas en pantalla, o bien por teclado. Si la coordenada Z no se incluye, se adopta como valor la elevación actual.

Conviene consultar en “AYUDA”

LINEA

Es probablemente la entidad simple que mas se utiliza en AutoCAD. La orden “LINEA(LINE)” se encuentra disponible en el menu de persiana “dibujo” y la cinta de opciones correspondiente. Su funcionamiento es reiterativo, una vez que se carga la orden aparece un mensaje solicitando la designación del primer punto, y se vincula un cursor elastica a su posición. A continuación se siguen solicitando puntos sucesivos, dibujando los segmentos correspondientes, hasta que se responda sin la designación de un punto, (boton derecho o “intro”).

Conviene consultar en “AYUDA”

ARCO

Es otra de las entidades simples que configuran la geometría basica de cualquier trazado. La orden “ARCO(ARC)” se encuentra igual que las anteriores en el menú de dibujo, y en este caso se caracteriza por un repertorio de posibilidades para su definición. Los arcos que maneja el AutoCAD son segmentos con un punto inicial y otro final. La definición del mismo está caracterizada por “tres” parámetros de entre varios posibles, como (radio, angulo, longitud de la cuerda, punto inicial y final .. ). No obstante el orden en que se van definiendo diferencia unas opciones de otras, por lo que conviene prestar atencion a la más adecuada en cada caso.

Conviene consultar en “AYUDA”

CIRCULO

Esta es otra de la entidades básicas y frecuentes del progragrama. Se ubica en los mismos menús que la anteriores, y normalmente se define por su centro y radio o bien opcionalmente su diámetro. Tambien permite la posibilidad de ser definido mediante tres puntos cualesquiera, o bien dos puntos de tangencia y un radio. Las alternativas para su definicion se explican claramente en la AYUDA que conviene consultar.

RECTANGULO

En este caso a pesar de encontrarse en los menús de dibujo como una orden similar a las anteriores, no se corresponde con una “entidad” básca independiente dentro del programa, sino que  se trata de una “polilínea” con el aspecto de un rectangulo.
En este caso se trata de opciones empotradas en el menú correspondiente que tomando la definición de los dos puntos extremos de una diagonal, construyen la figura de un rectangulo con los lados orientados según la direccion de los ejes de coordenadas.
El hecho de que la entidad sea una “polilinea” resulta relevante solo cuando se “descompone(explode)” en sus entidades simples, en este caso segmentos de linea, o bien cuando de edita “editppol(pedit)” como cualquier otra polilínea.
Las polilíneas se comentarán con más detalle en su momento.

POLIGONO

Se trata de un caso similar al anterior, en que con los datos que se van facilitando a los mensajes, se construye un poligono regular, mediante una polilínea, y está definido siempre por el número de lados, y alternativamente el centro y el radio o apotema, o bien la longitud de uno de sus lados.

Como todas las ordenes anteriores es conveniente consultarlas en el apartado de AYUDA correspondiente, en el cual figuran de forma completa y sistemática, todos los mensajes y opciones que configuran la orden correspondiente.