1.6 – Cazando “entidades” con un ratón.

El dispositivo señalador, Uso del Ratón y/o tableta

La generalización en el mundo de los ordenadores de los GUIs como Windows, o sus equivalentes en MAC,  UNIX – LINUX, ha estandarizado el uso del “Ratón” de forma que este se ha convertido en un dispositivo habitual de cualquier ordenador. Durante los primeros tiempos del CAD esto no era así y ese tipo de programas requería un dispositivo “señalador” que permitiera  un control práctico sobre el “área gráfica” del programa permitiendo señalar puntos, consultar coordenadas, medir distancias etc.

El primer tipo de dispositivo que se empleaba eran la “tabletas digitalizadoras” que físicamente están constituidas por una superficie rígida y estable, que contiene en su interior una retícula de cables conductores cruzada en dos direcciones ortogonales y una “mira” o cursor, que conectada eléctricamente con la retícula, se mueve libremente por la superficie permitiendo señalar puntos, y detecta con toda precisión su posición exacta dentro de la superficie activa.

EL tamaño de las tabletas podía ser bastante grande incluso como una mesa de dibujo completa. No obstante esos tamaños se encuentran en desuso y en la actualidad prácticamente no sobrepasan el formato “A3”. Una de sus ventajas actuales, es el mejor control sobre la “presión” en la superficie, que las hace más adecuadas en programas de tipo artístico donde la calidad del trazo manual es un requisito importante. En el dibujo técnico esto es menos relevante y hoy por hoy, el uso del “ratón” está completamente generalizado.

El ratón es un dispositivo que ha proliferado con el uso de los entornos gráficos, y en este caso se basa en detectar o leer el “desplazamiento del objeto” o su “velocidad” sobre cualquier superficie plana, en lugar de las posiciones relativas. Esto se puede hacer con una bolita y unas ruedas mecánicas interiores, o actualmente a través de un pequeño “laser” que incorporan. El uso del mismo en el CAD se basa en “vincular el movimiento” de un cursor gráfico entre pantalla y dispositivo, que se mueve libremente por cualquier superficie plana de forma que el vínculo del movimiento se convierte en “instintivo” permitiendo un control eficaz del “área gráfica”.

Los ratones habituales se complementan con tres pulsadores y/o una rueda vinculada en el tercero. Dentro del AutoCAD se pueden reprogramar y personalizar todas las pulsaciones, pero las habituales son el botón principal y secundario, que se asocian el primero a la designación “gráfica” de una posición (coordenadas, opción de menú, etc) y el secundario a un “eco” del teclado (tecla INTRO) que se usa normalmente para confirmar opciones que presenta el programa, o concluir alguna rutina en curso. Normalmente la rueda está asociada con el ZOOM ampliando y reduciendo la pantalla, y la pulsación de tercer botón al desplazamiento de pantalla vinculada al ratón. Estos movimientos son especialmente inmediatos e intuitivos, por lo que conviene practicarlos ligeramente hasta que se automatizan mentalmente.

Copiar mover y borrar (Selección de entidades)

Una vez que se incorporan al nuevo dibujo un cierto conjunto de entidades, empiezan a ser comunes las tareas de “edición” o modificación sobre ellas, entre las que cabe destacar las de copiar mover y borrar, que resultan especialmente comunes y frecuentes.

En cuanto a las acciones de “copiar” y “mover” cabe destacar que dentro del CAD presentan una peculiar simetría, ya que ambas funcionan de manera casi idéntica, salvo que en el caso de “mover” se borra o elimina el original y en el caso de “copiar” este se mantiene. También hay que destacar otra diferencia entre el trabajo manual y el CAD como es la tremenda facilidad en este ultimo caso para “copiar” y “borrar” objetos, lo cual conduce hacia practicas algo diferentes a la hora de ir construyendo un nuevo “dibujo”, ya que muchas veces es más práctico partir de “copias” sobre elementos existentes, y trabajar solo en las diferencias o modificaciones respecto al modelo o plantilla.

En general las órdenes de edición, incluyen dentro de su proceso una subrutina común a todas ellas que resulta específica para “seleccionar” entidades. Incluso el programa contiene una orden “SELECT” con esa rutina exclusivamente, sin aplicarla a ninguna otra tarea una vez concluida. Esta rutina presenta ciertas peculiaridades que el usuario repite con tanta frecuencia que en seguida adquieren un automatismo instintivo.

Cuando se inicia la rutina de “selección”, en un primer momento el cursor cambia de aspecto sustituyendo la “cruz” habitual por una pequeña “caja” de tamaño configurable. Cuando tenemos disponible esa caja en el cursor, que podemos mover libremente por el área gráfica con el ratón, se puede optar entre “señalar” un objeto (mancando con la pulsación principal del ratón) sobre cualquier entidad apuntada con la caja, en cuyo caso queda “marcada” con una visualización diferente e incorporada al conjunto de selección, o bien marcar la pulsación en una “zona vacía” (ninguna entidad en la caja) en cuyo caso se engancha a ese primer punto de forma dinámica, un área rectangular, que se visualiza sobre la pantalla y podemos mover libremente hasta marcar la segunda pulsación, de forma que el programa “selecciona” todas las entidades del dibujo que se encuentran dentro del “área rectangular” que hemos definido.

En el caso de la primera alternativa estamos en un proceso de selección “uno a uno”, la cual puede continuar sucesivamente hasta que se cierra el proceso pulsando el botón secundario del ratón, o la tecla “intro” del teclado. En el caso del área rectangular hay que destacar un matiz, y es el hecho de que si a partir de la primera pulsación nos desplazamos hacia la “izquierda”, el área rectangular adquiere un tono verdoso con un borde de trazo discontinuo y opera en modo “captura”, pero si lo hacemos hacia la “derecha” el tono es “azulado”, el borde continuo y opera en modo “ventana”.

Los modos “captura” y “ventana”, suponen que en el primer caso quedan seleccionadas “todas” las entidades que se cruzan con el rectángulo, aunque alguna parte de ellas pueda quedar fuera del mismo. En el segundo caso “solo” quedan seleccionadas aquellas entidades que se encuentren completas “dentro” del área rectangular es decir en toda su extensión.

La selección de entidades puede continuarse sucesivamente incorporando varias secuencias de uno a uno, ventanas o capturas, hasta que expresamente la concluyamos, pulsando el botón secundario del ratón, en cuyo momento queda definido y memorizado el “conjunto de selección”, para operar con él mediante la orden en curso. Incluso si examinamos la orden “SELECT” en el manual de ayuda, o invocamos las “subopciones” desde la línea de órdenes pulsando “?” podemos ver que existen varias alternativas más, como por ejemplo “todos” “previo” “deshacer”. La opción “previo” supone que se cargue exactamente el último conjunto de selección que se haya definido, ya que es muy frecuento que sobre el mismo conjunto de objetos haya que repetir varias acciones, y también da sentido a una orden “select” sin otro acción específica.

 

Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/6/d458243285/htdocs/julioalvarez/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 405

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *