PERSONALIZAR el AutoCAD ( I )

Hoy toca abordar un nuevo tema para continuar el desarrollo del blog. El tema elegido es la “personalización” del AutoCAD, siempre contemplada desde el punto de vista del trabajo alrededor del proyecto de arquitectura.

El AutoCAD siempre ha sido un programa o aplicación que desde los primeros momentos destacaba por sus capacidades para desarrollar componentes personalizados, aunque en las primeras etapas resultaban un poco complejas, probablemente debido más al desarrollo de los sistemas operativos y el nivel general de la informática. (No existía el sistema “Windows”, y se trabajada principalmente bajo MS-DOS, por otra parte para “editar” archivos de texto, el S.O. incluía un editor de líneas conocido como “EDLIN”, que podría calificarse como “tortura inhumana”, para cualquier principiante que tratara de iniciarse con algo de “ilusión” en el mundo de la informática.)

En la actualidad la situación ha cambiado notablemente tanto en las herramientas disponibles, como con la disponibilidad de Internet donde se pueden consultar y aclarar muchas dudas, y por otra parte el gran esfuerzo de difusión y claridad en la documentación de los distintos manuales que configuran el AutoCAD.

Si consultamos la “ayuda” de la última versión (Autocad 2012), vemos que dentro del primer apartado se ordenan cuatro entradas dedicadas al manual de usuario, la lista completa de comandos, un “manual de personalización”, y otro de controladores y periféricos.

Independientemente de este manual que tiene un carácter de recopilación general, se desarrollan también otras “guías de referencia”, respecto a los distintos entornos de programación, y particularmente el lenguaje AutoLISP, que constituye una variante del leguaje de propósito general  LISP, basado en “listas” y se encuentra disponible dentro del propio AutoCAD, constituyendo una vinculación ya tradicional del LISP con este programa.

El Manual de Personalización.

Dentro del manual de personalización se organizan los siguientes apartados:

Personalización básica 

Tipos de línea
Patrones de sombreado
La interfaz de usuario
DIESEL
Fotos y archivos de comando
Interfaces de programación
Formas y tipos de letra
Migración y transferencia

El primer punto corresponde a una descripción general, en el segundo se comentan los tipos de línea disponibles en origen, cómo se gestionan y también la posibilidad de modificar estos o generar otros nuevos a gusto del usuario. En el tercer punto se abordan los “patrones de sombreado” que tienen un tratamiento bastante paralelo con los tipos de línea del punto anterior.

En el punto 4 se aborda la personalización de la “interfaz de usuario” desarrollando la forma de acomodar y/o adaptar los “menús” y la forma de ejecutar las ordenes y comandos  del programa a una necesidad particular o simplemente a nuestros gustos personales. En el punto 5 se comenta un lenguaje específico que permite ajustar o adaptar el comportamiento de los mensajes que el programa escribe a través de la “línea de órdenes”, y también para  automatizar “macros”.

En el apartado 6 se desarrolla y explica la organización de archivos de texto que pueden ejecutar secuencias de comandos y la presentación automatizada de imágenes capturadas de la pantalla gráfica. Esto permite o bien automatizar procesos repetitivos de forma desatendida como el trazado de planos, o bien organizar presentaciones automatizadas.

El punto 7 trata una introducción a las distintas interfaces de programación: LISP, C, ActiveX, VisualBasic, ObjetARX, .NET aunque este tema, tiene lógicamente un recorrido mucho mayor, cuando se interna uno un cualquiera de los sistemas de programación. Dentro de los sistemas de programación, el correspondiente al lenguaje de listas “LISP” siempre ha estado muy ligado al AutoCAD, y ya desde las primeras versiones se incluye un “tutorial específico” sobre este lenguaje, bien explicado y con un ejemplo bastante claro sobre el manejo de las propiedad peculiares de los objetos y entidades gráficas que maneja el programa internamente.

En el punto 8 se desarrolla una forma particular para “codificar” mediante archivos de texto “ASCII”, pequeños símbolos, o incluso “tipografías” de texto, con diseños particulares o personales. Finalmente se dedica el apartado 8 a las peculiaridades de la migración y transferencia entre versiones de los distintos archivos y opciones de personalización, que de todas formas suelen estar bastante bien automatizados durante el proceso de instalación del programa.

Personalización básica

Dentro del apartado de personalización básica, el manual del programa dedica una primera parte a la ubicación de los archivos, tanto los de soporte y personalización del programa, como a los archivos de trabajo.

Incluido en este apartado se comenta también un elemento bastante singular e interesante como es el archivo de configuración “ACAD.PGP”. Este se trata de un archivo de texto plano (ASCII) que se incluye como soporte del propio programa, y mediante el cual, podemos definir y configurar nuevos “comandos” adaptados a nuestras necesidades particulares o a nuestros gustos.

El archivo se encuentra dentro de las carpetas de soporte del programa, aunque se mantiene relativamente oculto por seguridad, y en las versiones actuales del programa se accede a él desde el menú “Herramientas/Personalizar/Editar acad.pgp”. El archivo se abre con el editor “notepad” o bien aquel que hayamos configurado al hacer la instalación, como editor ASCII.

Cuando se abre el archivo, la primera parte contiene unos comentarios y recomendaciones además de las referencias apropiadas, y nos recuerda que es conveniente hacer una copia de seguridad o reserva si vamos a modificar el contenido. El funcionamiento normal es bastante simple ya que se trata de algo similar a los viejos archivos “*.bat” del sistema operativo, aunque definido dentro del entorno de AutoCAD, es decir que el programa “lee” e interpreta su contenido cada vez que se inicia su ejecución.

Dentro del archivo, los comentarios se inician con el carácter “;”, de tal forma que el resto de la línea es ignorada en la “ejecución” del proceso, pero sin embargo resulta muy útil para incluir dentro del propio archivo, algunos comentarios y explicaciones que nos ayudan a entender el funcionamiento y a identificar las referencias de su contenido.

Como ye se ha mencionado, la cabecera del archivo contiene una serie de comentarios generales, y a continuación se encuentra una sección en la que se definen los “comandos externos”. Luego incluyen otro paquete de comentarios con referencias sobre la forma de configurar los “alias de comando” incluyendo a continuación un amplio conjunto ya “preconfigurado”, y también algunas líneas adicionales de comentarios y advertencias.

Comandos externos

El funcionamiento de los “comandos externos”, se basa en escribir en una línea, un conjunto de campos separados por comas con arreglo a un orden y estructura preestablecida que el programa “interpreta” en tiempo de ejecución para poder actuar en consecuencia.

La sintaxis de la línea se explica en la ayuda del programa y tiene una estructura fija de forma que siempre es necesario escribir las “comas” ya que estas constituye el carácter separador entre los campos de datos, y su presencia resulta necesaria, aunque el “dato” correspondiente se encuentre vacío en algún caso particular.

El funcionamiento de cada línea, se basa en escribir en primer lugar el “comando” como una palabra o etiqueta que al ser identificada, cuando nosotros la escribamos posteriormente en la “línea de ordenes” durante la ejecución de AutoCAD, el programa lanzará una llamada al sistema operativo para que se ejecute la “orden”, que hemos escrito en el “segundo” campo de la línea de texto, con arreglo a los parámetros o especificaciones que se han incluido en los demás campos de esa línea.

En conclusión, podemos controlar desde dentro del autocad la ejecución de los comandos del S.O., como la orden “dir” o “type”, o bien iniciar algún programa externo como el editor ASCII “NOTEPAD” o el explorador de archivos “EXPLORER”.

La verdad es que esta utilidad tampoco tiene mucho interés con las versiones actuales del sistema operativo Windows, que ya que actualmente se dispone de una “multitarea” perfectamente implantada y completa, de tal forma que siempre es posible minimizar la ventana de ejecución del AutoCAD sin interrumpir sus tareas, accediendo al escritorio o a cualquier otra ventana del sistema operativo para operar con total independencia y simultaneidad. No obstante en los tiempos del antiguo MS-DOS esto no era posible, y este tipo de utilidad se mantiene aún por compatibilidad con las versiones antiguas.

Alias de Comando

Los “alias de comando” constituyen una utilidad parecida en cuanto a funcionamiento, pero tienen más interés y se configuran en el mismo archivo con una estructura similar a la de las órdenes externas.

En este caso la idea consiste en que podemos escribir en la línea del archivo, una primera palabra o “etiqueta”  que sea de nuestro gusto, y a continuación el nombre del comando o la orden de AutoCAD, que debe ejecutarse cuando escribamos esa primera palabra o etiqueta en la línea de órdenes.

Este mecanismo nos permite establecer un conjunto de “abreviaturas” que puedan resultar cómodas y fáciles de recordar, además de lo suficientemente cortas (una o dos letras), en lugar de los nombres habituales de las órdenes del programa, para que resulte cómodo y rápido escribir la abreviatura (una o dos pulsaciones) en la línea de texto, y ejecutar así el comando o la orden correspondiente.

La sintaxis de la línea de texto es similar, aunque ahora solo tenemos dos campos separados por una coma. El primero es el “alias” que queremos utilizar, y el segundo el nombre del comando precedido por un asterisco. También se puede utilizar el guión para invocar el comando en modo transparente, o el de subrayado para invocarlo en “ingles” con independencia de que la versión de AutCAD pueda estar traducida a otro idioma diferente.

Las abreviaturas incluidas en el archivo pueden abarcar solamente un pequeño conjunto de las órdenes más habituales, o extenderse a todas las que queramos y tampoco existe ninguna restricción, para implantar diferentes abreviaturas sobre una misma orden. La única restricción lógica es que las abreviaturas o “alias” deben ser únicas, ya que en otro caso solo estará vigente la última que se haya escrito dentro del archivo.

 


Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /homepages/6/d458243285/htdocs/julioalvarez/wp-includes/class-wp-comment-query.php on line 405

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *